novios¿Creen que algo se les fue de las manos?.. para nada.. una boda perfectamente organizada con multitud de detalles.

Elena, una enfermera sevillana muy metódica pero       insegura, José, experto en casas.. ahora, experto en bodas.

La elección del catering fue sencilla gracias a la experiencia de Salvador Arias quien personalmente actuó de maître para el disfrute y la tranquilidad de los contrayentes.

Un aperitivo distendido en la explanada de la Hacienda adornada con cubremanteles color vino tinto, dos coches de caballo presidían la entrada donde la cerveza helada y las enormes sombrillas aliviaron la calurosa tarde.

Un suculento y distendido almuerzo donde los invitados al sentarse se encontraban un original detalle. Cargador de móvil para el coche para los hombres y un espejo/chapa con mensaje para las féminas.

Una barra libre torera y sevillana donde las haya amenizada por el grupo de flamenquito R q R, mejores imposibles. Dulces típicos (piñonate, pestiños..), chucherías variadas y una charanga… algo más?

Enhorabuena pareja. Espero que dejarais los nervios atrás y disfrutarais de vuestro maravilloso día.

Para ver el reportaje pinche AQUÍ