Fue el filósofo y escritor español Unamuno quien selló la frase de que “el progreso consiste en renovarse”. Luego el pueblo hizo suyo el refrán de “renovarse o morir”, lo que implica la saludable necesidad de avivar cambios, quizás para no caer en la monotonía.  En cualquier caso, pienso que todo cambio es para bien o mejor dicho, eso es lo que muchas personas positivas y optimistas nos hacen ver insistentemente.. pero a lo que vamos!!

Estamos realizando cambios. Muchos de ellos imperceptibles a simple vista pero cambios al fin y al cabo que llenan de energía positiva cada rincón de esta maravillosa Hacienda.

Restauración de mobiliario, fachada, patios y rincones. Mesas de mosaico y forja, faroles, macetas de barro, perchas, cuadros, celosías…

Hemos adquirido numerosos objetos de decoración traídos desde Marruecos y/o la India donde el “hecho a mano” no ha decaído.

Nuevas plantas y flores de negocios locales nos regalarán magníficas estampas en primavera.

Permitidme que haga especial hincapié en una pérgola de hierro forjado que me tiene enamorada por lo que se ha decidido darle más protagonismo y ubicarla en el patio principal para que ramas, flores y hojas se enreden en su compleja estructura. Un objeto ideal para bodas civiles..

Muchos cambios sí, pero sin perder la ESENCIA, el ENCANTO y el SEÑORÍO que sólo una Hacienda del S. XVII sabe mantener, por ello, sin prisa pero sin pausa haremos lo que esté en nuestra mano para que luzca como merece.

¿A qué esperas para visitarnos?

Tlfnos: 954216045 / 618 75 80 44